¡Diviértete!; ¿A 300 por hora?… Lo intentaré

Como podréis imaginar leyendo el título soy aficionado a la Fórmula 1.

Sigo habitualmente la temporada por televisión e, incluso, alguna vez en vivo y en directo. Pues bien, hay algo que me choca desde hace tiempo, y es que cuando el comentarista Antonio Lobato hace una entrevista a Fernando Alonso siempre acaba diciendo: ¡Diviértete!

¿Divertirse? ¿A 300 kilómetros por hora? Pero… ¿Eso es posible?

De un tiempo a esta parte he llegado a la conclusión que si lo es, por supuesto con todo el cuidado y concentración posible dadas las circunstancias. Os preguntaréis los motivos que me llevan a creer, o mejor dicho, a estar convencido de ello… Voy a intentar explicarme y estoy seguro que, muchos de vosotros, lo entenderéis perfectamente.

Para ello vamos a ponernos en situación. El trabajo de un equipo de esta categoría del automovilismo comienza por el diseño del auto, primeros bocetos surgidos tras reuniones de los expertos del equipo que dan como  resultado las primeras maquetas. A partir de ahí se empiezan a realizar pruebas de todo tipo, túnel de viento para conocer la resistencia aerodinámica, análisis de materiales y un larguísimo etcétera. ¿Os recuerda a algo?

Hasta aquí, en lo referente a la fórmula 1 supongo que está todo claro. Ahora vamos a trasladarlo a lo que muchos hacéis constantemente. Reunión con cliente para saber sus necesidades, primeras propuestas y presentaciones y, una vez puestos de acuerdo, a comenzar las pruebas.

En la fórmula 1 hay que tener en cuenta multitud de factores que pueden influir en el resultado final en cuanto al comportamiento del vehículo y, de igual forma, vosotros debéis contemplar muchas variables que pueden tener su peso específico a la hora de llevar a cabo el proyecto. En ambos casos hay que tener en cuenta el comportamiento de las “piezas fijas”, pero también hay que sopesar el uso de “piezas móviles.

BOCETO F1

Llegados a este punto (saltándonos algunos pasos obvios de diseño) estamos en el momento de comenzar las pruebas de campo, es decir, las primeras vueltas en el circuito, o lo que es lo mismo, de poner en marcha el proyecto en aquellos circuitos que hayamos elegido. Para ello contamos con la inestimable presencia del Community Manager, ¡Uy, perdón! Del piloto, en cuyas manos ponemos el proyecto para que lo haga correr y lo evolucione.

VOLANTE RRSS

Este deberá ir “tocando” todas las teclas con el fin de sacarle todo el provecho posible al bólido que hemos diseñado. ¿Vamos bien?

Saltando, de nuevo, algunos pasos, llega la hora de la verdad: La Carrera.

Aquí es dónde nos jugamos el todo por el todo. Entonces diseñamos la estrategia que creemos la más acertada para la competición y nos preparamos para llevarla a cabo. La repasamos una vez más de forma que todos la tengamos clara y, sin darnos cuenta, estamos metidos en el fragor de la carrera.

En el transcurso de la misma pueden suceder muchas cosas y, de nuevo parafraseando a Lobato, “si parpadean se lo van a perder”. Muchas cosas, hay muchos coches en la pista y multitud de variables que pueden hacer que la estrategia que hemos pensado deba ser cambiada o modificada. Incluso, en ocasiones, los equipos deciden copiar la estrategia de otros, cosa que, generalmente, no suele funcionar porque ni los coches ni los pilotos son los mismos, y lo que puede valer para unos puede ser nefasto para otros.

También debemos tener en cuenta otros factores externos, como pueden ser los fallos humanos, sean o no intencionados… (trolls, etc…)

 TROLL (2)

… O problemas que puedan surgir con clientes…

CRISIS

Para evitar que, cualquiera de ellos, pueda llevarnos al desastre

INCENDIO

Por eso comenzaba diciendo que entendía la frase de Lobato, porque en redes sociales, al igual que en fórmula 1, todo transcurre deprisa, con cambios constantes a los que hay que adaptarse, con personas con las que hay que convivir, algunas de ellas de las que dependes… Pero deprisa, muy deprisa, y cualquier error puede ser fatal y no existe botón que lo solucione…

panico

Y todo esto con el objetivo de llegar a la meta y, a ser posible, los primeros. Si es así el objetivo estará cumplido y todo el trabajo realizado habrá sido satisfactorio. Y no olvidemos que, a los primeros, les queda además el ritual…

champagne

Como decía: Lo entiendo, y no sólo eso sino que lo comparto supongo que como muchos de vosotros, acostumbrados a ir a más de 300 por hora e intentar divertiros.

Yo lo hago, me divierto… ¿Y vosotros?

Anuncios
Esta entrada fue publicada en blogs, marketing, Mobilemarketing, Uncategorized y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a ¡Diviértete!; ¿A 300 por hora?… Lo intentaré

  1. Pingback: MÁS MADERA… ¡Ah no¡… MÁS MOBILE | El Observatorio de la Red

  2. jejejeje, buen post y yo que creía que nos ibas a regalar entradas para la fórmula 1

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s